jueves, 13 de noviembre de 2008

E jardín

Dentro de mí, en mí corazón
Hay un jardín, que Dios plantó.
Donde pasea, el bendito Señor,
Donde me encuentro con mi Salvador.

Ríos de agua viva Él ha hecho
En mí correr,
Y una fuente eterna inundando todo mi ser.....

Quiero cuidar ese jardín
Que sea una casa para ti
Y diariamente pueda en el
tu voz oír.....

Quiero cuidar ese jardín
Que sea digno para ti
Y fruto bueno de mi puedas recibir.....

3 comentarios:

Sandra dijo...

!QUE HERMOSO ES VER NUESTRO CORAZÓN, COMO UN JARDÍN DONDE PODAMOS OÍR A JESÚS!

SANDRA P.

Sandra.BR dijo...

Si, es maravilloso que el Señor nos quiere apacentar en un hermoso jardín. Jesús, ayúdanos a cuidar este santo lugar, donde Vos estás.

vidalchu dijo...

Estimada Sandra: Existe un rebaño en la tierra que espera el regreso de su dueño, con la ilusión de un cambio social a todos los niveles, que ponga un poco de cordura en este manicomio.
Me encanta tu estilo y filosofía, que comparto en líneas generales.
Alguien dijo que, al final de los tiempos, se harán grandes descubrimientos arqueológicos, y lo que tengo entre manos, debo considerarlo como tal.
Vengo de dar una vuelta por las páginas de la competencia evolucionista, dejándoles un recado poco alentador, y el perdido Paraíso Bíblico en la pantalla, localizado gracias a las pistas salidas de un curioso librito del s. X V, que coloca los escenarios bíblicos en su sitio, donde siempre estuvieron, y el satélite lo confirma.
Os invito a pasar por las cosas de churruca-junto-, con el punto y el com detrás, entrando directamente a la galería, los mapas y resto a continuación, y aparecen como por arte de magia, tal y como los describe el Génesis.
Podéis bajarlo, junto con la traducción, que se las trae, y resto de material disponible y por aportar, que suponen pruebas físicas, geológicas y documentales, que nos cuentan otra historia muy distinta.
Espero os siva de algo, oteando el cielo, que algo huele...
Saludos. Vidal.