jueves, 2 de octubre de 2008

Sorpréndeme

Señor, en este día vengo a ofrecerte mi vida, tal como es, tal como está... a Tí.
vengo a rendirme, a postrarme ante Tu altar, que está dentro de mi corazón.
Límpiame con tu sangre preciosa, para que mi vida se presente delante de Tí, aunque sé que me aceptas y amas tal como soy!
Ten misericordia de mí, y como Sol de justicia que eres Tú, manifiéstate en toda situación.
Sorpréndeme y sorprénde a la nube de testigos, que te vé en mí. porque Tú y yo Padre mío, estamos formados con la misma esencia de eternidad, aunque esa esencia permanezcahabite en este cuerpo de muerte.
Elevo mi oración a Ti jesús, con la sencillez de quien espera y cree como un niño.
De tí dependo, porque eres mi Gran Yo Soy!

2 comentarios:

Gusmar Sosa dijo...

Seguro y te sorprende!!!

Sandra dijo...

GRACIAS GUSMAR POR DEJAR TU COMENTARIO. ESPERO QUE EN ESTE TIEMPO EL SEÑOR ME SORPRENDA!