martes, 4 de septiembre de 2007

AQUI ESTOY JESUS

Aquí estoy Jesús, vengo a ti , a entregarme:


Necesito tu fortaleza porque estoy débil,
Necesito tu sabiduría porque hay muchas cosas que
tengo que enfrentar en este día y no se hacerlo.
Necesito tu llenura porque estoy vacía.
Necesito tu paz,porque estoy atribulada.
Necesito tu descanso porque estoy cansada.

Jesús te necesito a vos por sobre todas las cosas.
porque tu eres lo que realmente necesito!!

2 comentarios:

Sandra dijo...

Tú eres nuestro refugio, Jesús.
A través de pruebas y dificultades, te hemos conocido como El León, El cordero, El Pastor, El Maestro.
!Como desechar estos instrumentos de tu amor?! si el oro se prueba con fuego?
Utilizaste las circunstancias difíciles para quebrarnos y forjar en nosotros un corazón humilde, que dependa solo de Tí.
Jesús, amor de mis amores!!

vidalchu dijo...

Estimada Alicia:
Aunque algo tarde, y viendo que eres alguien que espera, he decidido hacerte una visita y dejarte un mensaje de esperanza.
Vengo de dar una vuelta por las páginas de la competencia evolucionista, dejándoles un recado poco alentador, y el perdido Paraíso Bíblico en la pantalla, localizado a partir de las pistas salidas de un curioso librito del s. X V, que lo devuelve a su sitio, donde siempre estuvo, y el satélite lo confirma.
Te invito a pasar por las cosas de churruca-junto-, con el punto y el com detrás, entrando directamente a la galería, los mapas y resto a continuación, y los escenarios bíblicos aparecen tal y como los describe el Génesis, con su Jardín Cercado como origen de la vida a todos los niveles.
Puedes bajarlo, junto con la traducción, que se las trae, y resto de material disponible y por aportar, que suponen pruebas físicas, geológicas y documentales, que nos cuentan otra historia muy distinta.
Alguien dijo que, al final de los tiempos, se harán grandes descubrimientos arqueológicos...
Vosotros debéis juzgar. Y el otro mito del Arca, está al caer, pues su localización exacta, puede suponer un error máximo de veinte o treinta metros de radio circular.
Saludos y atentos al cielo, que algo huele...
Vidal.